Octavian de Acuario

 :: Off Roll :: Perfiles

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Octavian de Acuario

Mensaje  Octavian de Acuario el Dom Ene 24, 2010 2:56 am

Nombre: Octavian.
Constelación: Acuario.
Signo Zodiacal: Acuario.
Nacionalidad: Italiano.
Fecha de Nacimiento: 04/02/2222
Lugar de Nacimiento: Roma, Italia.
Lugar de Entrenamiento: Alpes suizos.
Lugar de Residencia: Atenas, Grecia.
Edad: 25 años.
Estatura: 1, 78 Mts.
Grupo Sanguíneo: B

Físico:
De regio porte, su cabello es de un marrón claro, el cual por ningún motivo es rubio. Aunque es abundante, siempre lo mantiene corto y ordenado. Sus ojos, más bien pequeños, y algo afilados, son grises, con leves toques azulosos. Su piel es más bien pálida, y tiene delgados labios, y una fina nariz. Sus rasgos son naturalmente elegantes, a la vez que sus cejas apenas son visibles, pues las cubre el cabello, mas se puede apreciar, claramente, que son poco pobladas. En cuanto a su complexión, tiene un cuerpo marcado, pero no fibroso, lo suficiente para notar, que hace continuamente ejercicio. Sin embargo, es algo debilucho, para ser un Santo de Oro. A menudo tiene una discreta, y particular, sonrisa en su rostro.

Personalidad:
Las apariencias engañan, y Octavian es el claro ejemplo de ello. Es muy frío, además de ser un exigente maestro, pues es tanto exigente consigo mismo, que espera la misma entrega a los demás. Es sumamente leal, pero a la vez, ambicioso, sólo como unos pocos. Sabe engañar, y evitar el engaño, lo cual es perfecto a al hora de conseguir una información, o espiar a alguien en particular. Como la propia agua, Octavian se adapta a cualquier situación, saliendo, como la mayoría de las veces, en forma victoriosa. Es bastante inteligente, pero su mayor cualidad, precisamente, en la sagacidad, y a veces, el ingenio.

Parece ser gentil, pero aquella acción siempre esta disfrazada de una segunda intención. Le agrada la soledad, y a menudo se lo ve sin la compañía de nadie, vagando en las cercanías de su templo. Extremadamente perfeccionista, no admite error alguno. No es piadoso, y si cree que algo es ‘justo’, él no se detiene por ningún motivo, hasta conseguir lo que él cree que es ‘correcto’. Es muy bueno convenciendo a la gente, debido a que la oratoria, es una de sus especialidades.

Misterioso, es difícil descifrar en qué está pensando, por lo cual, y antes de cometer algún error, es mejor preguntárselo. En cuanto a sus defectos, es sumamente ególatra, además de ser egoísta, y menudo, aunque él no se de cuenta, sólo actúa por su bien, no pensando en los demás… pero claro, eato no cuenta cuando actúa a favor de la Diosa Athena.


Familia:
Caesar: Tío de Octavian, muy adinerado. Sabía las existencia de los santos de Athena, y cuando descubrió que su sobrino podría uno de ellos, se preucopó de brindarle todos los elementos, para su entrenamiento.

Octavia: Hermana menor de Caesar, y madre de Octavian. Su esposo la dejó encinta, y él jamás apareció de nuevo. Estaba en desacuerdo que su único hijo fuese un santo de Athena, pero su hermano la convenció, que ello era lo correcto para Octavian.


Santo de Acuario:

Octavian nació en Roma, en una familia, que en la épica greco-romana, había sido patricia. Jamás supo de su padre, él cual abandonó a su madre, cuando se enteró que ésta había quedado embarazada. Aún así, a Octavian no le faltaba nada, pues quedó bajo la tutela de su tío, Caesar, un hombre inversionista, muy adinerado, quien además estaba obsesionado con eso de los ‘Santos de Athena’, pues una vez que viajó a Grecia, cuando era apenas un niño, vio a un Santo Dorado. Ya más adulto, comenzó a averiguar sobre esa experiencia, descubriendo de esta forma, la existencia de esos ellos. Pero su obsesión por los ‘Santos de Athena’, no llegó hasta allí.

Volviendo a Octavian, el niño creció sin problemas algunos, reemplazando su figura paterna en la imagen de su tío. En el colegio se destacaba por ser un excelente alumno, mas sus relacione sociales eran casi nulas. Esto provocó la preocupación de su madre, aunque su tío, no le prestó ni la menor importancia. Solitario, como a él le gustaba, Octavian siguió creciendo, entre las mayores comodidades y lujo alguno.

Cuando Octavian tenía ocho años, Caesar, su tío, consiguió obtener, del Mercado Negro, una caja dorada, en la cual estaba gradaba la constelación de Acuario. Por supuesto, ese era el mayor tesoro de Caesar, por lo cual cerró en una habitación especial, resguardada con la más moderna tecnología, que había en ese entonces. Y claro, como era de esperarse, eso llamó de inmediato la curiosidad del joven Octavian, pues jamás había tenido restricciones… hasta ahora. También este episodio coincidió, con la partida de la familia, a los Alpes suizos.

Siendo así, una noche, mientras todos dormían, Octavian se dirigió a la recamara ‘especial del raro objeto de su tío’, mas al cercarse a ella, lo que vio, y lo que percibió Octavian, lo dejó, literalmente, helado. De las ventanillas, con rejillas, salía un extraño, y único resplandor dorado. Estuvo a punto de ingresar a la habitación, hasta que su madre llegó, y lo sacó a rastras de allí, por mero temor a ‘lo desconocido’. Y eso, sólo hizo que Octavian, al igual que su tío, se interesase en el asunto. Ahora, sólo tenía cabeza para aquel resplandor dorado, y sobre todo, esa fuerza magnética, que ejercía esa misteriosa habitación, sobre él.

Pasó un año, y Octavian trataba de no pensar en aquella extraña pieza de colección, como creía que la caja de la armadura de Acuario, pues tanto su tío como su madre, le impedían el paso al ‘raro objeto’, del cual incluso Caesar desconocía sus cualidades. Fue entonces cuando un terremoto azotó al lugar donde Octavian vivía con su familia, destruyendo toda la antigua edificación, donde el muchacho vivía con su reducida familia. Mientras Octavia y Caesar pudieron escapar de manera airosa, Octavian quedó atrapado en el subsuelo del que había sido su hogar. Inconciente, despertó rodeado de ruinas. Pasaban las horas, y lo único que lo invadía era el frío. Como el subsuelo, del ex palacete, era como otra casa, Octavian no tuvo otra opción que buscar una salida, entre escombros y hielo.

El estado físico de Octavian, era de lo más deplorable, sus labios estaban morados, y su piel, parecía casi transparente, además de tener numerosas heridas en todo el cuerpo. Cuando ya el hambre, y el gélido aire calaba sus huesos, Octavian, de nueves años de edad, se topó con una escalinata. Curioso, pero por sobre todo, esperanzado en buscar una salida, las subió. Tamaña fue su sorpresa, la toparse frente a frente, con la extraña caja dorada de su tío. Y, como fue esa noche, hace un año atrás, la caja comenzó a emitir una inmensa luz dorada. En un simple parpadear, la caja se abrió, y de allí salió una investidura, tan dorada como el mismo sol, con forma respectiva a su signo del zodiaco, la constelación de Acuario, el aguador, como le decían algunos.

Su cuerpo, sin darse cuenta, comenzó a levitar, y cada pieza, de la armadura de oro, encajó en su cuerpo, mientras aquel dorado resplandor, que desde hacía tiempo lo había dejado intrigado, empezaba a emanar de la vestidura de Acuario.-Octavian.-Comenzó a decir una voz.-Mi nombre es Saori, soy la reencarnación de la diosa Athena, has sido elegido para reencarnar al santo caballero de Acuario, el cual tiene como misión proteger al mundo de las fuerzas del mal, una guerra santa se aproxima, y te tocará estar en ella, el mundo depende de ti. Por ahora tendrás que ir al santuario, que se encuentra en Grecia, ahí se aclararan todas tus dudas-Y así como aperció, aquella voz de ultratumba, se esfumó.

Una vez que salió de los escombros, trató de explicarle todo a su madre y a su tío. Pero mientras Caesar estaba dichoso que su sobrino fuese uno de esos llamados ‘santos de Athena’, su madre reaccionó al contrario. No quería que su único hijo, al cual sobreprotegía de forma casi enfermiza, tuviese que enfrentar los peligros, que tanto su hermano le decía. Sin contar con el permiso de su madre, Octavian se refugió en el frío, que desde consiguió la armadura, fue su eterno compañero. Era algo extraño; era como si él, ya gelidez de los Alpes suizos, se hubiese combinado con él, con su cuerpo.

Al final, el mismo Octavian logró convencer a su tío, sobre su misión como caballero de Athena. Entonces, Caesar, a escondidas de su hermana, envió a su sobrino a tierras Gregias, específicamente, en un pueblo cercano, a las Doce Casas. Desde ahí, que Octavian jamás volvió ver tanto a su madre, como a su tío, haciendo aquel suceso, que su corazón se volviese más frío, más duro… más racional.

El Santuario
Una vez que, después de muchas dificultades, llegó al Santuario de Athena, en donde fue recibido de buena manera, casi de forma inmediata. Allí, junto a los demás caballeros de Oro, sus pares, aprendió lo que era la lealtad, cosa que Octavian ignoraba, y evitaba, en ese entonces. Su ejemplo a seguir, fue el Gran Patriarca, Shiryu, al cual admiró por su sabiduría y poder. Se entregó, entonces, al servicio de su diosa, Athena, a la cual desde que vistió la armadura por primera vez, la veneró, pues sabía que ese era su objetivo en la vida, proteger a Athena, proteger a la Tierra, pues la temida Guerra Santa, estaba muy próxima a efectuarse.

Hoy en día, está enfocado en refinar sus técnicas, y también la tarea de con seguir más discípulos, que estuviesen dispuestos a dar su vida por Athena, y por sobre todo, al tarea de nuevamente, salvar la Tierra. Por ahora, sus discípulos podrán, para estar bajo la tutela de Octavian, son los portadores de las armaduras de los santos de plata de Ballena, Corona Boreal y Copa, además de sus discípulos lejanos, o dicho de otra forma, indirectos, tales como los caballeros de Bronce de Cisne, Sextante y Mesa.

Aunque es exigente, siempre está dispuesto a conseguir más discípulos, pues eso ayudaría a afrontar a la guerra próxima. A la vez, está dispuesto a ser fiel al Santuario, aún cuando su astucia y ambición, son las cualidades, o defectos, más importantes en la persona Octavian, pues cuando enfoca su confianza el alguien, es capaz de protegerlo, pero ¿con su vida? Bueno, eso estaría por verse.

¡POR ATHENA!

Técnicas:

Diamond Dust [ "Polvo de Diamantes" ]: Octavian crea aire frío alrededor de su puño ralentizando el movimiento atómico del aire para formar hielo (manipula los átomos de las partículas del aire sin destruirlos, al detenerlos, su temperatura desciende rápidamente) que lanza en forma de innumerables cristales de nieve cortantes a través de un poderoso viento frío (blizzard glacial) capaz de alcanzar un efecto congelante y devastador, que puede alcanzar el Cero Absoluto (-273,15°C).

Freezing Coffin [ "Ataúd de Hielo" ]: Octavian es capaz de encerrar un objeto o ser viviente dentro de una caja creada puramente de hielo. Lo que sea encerrado dentro permanece impoluto e incorruptible durante siglos. Octavian usa esta técnica, de lenta ejecución, una vez su adversario está inconsciente y es incapaz de defenderse. Elevando su brazo derecho hace brotar cuatro rayos azules que se unen en un rayo azul más grueso, el cual desprende un frío intenso y va formando una cámara de hielo extremadamente resistente donde encierra a su víctima, un bloque de hielo que no tiene una forma uniforme o definitiva (rectagular o irregular) y que es casi imposible de destruir.

Hyoketsu Ring [ "Anillos de Hielo" ]: Octavian puede crear anillos de viento helado que rodean el cuerpo de la víctima y bloquean todos sus movimientos.

Aurora Execution [ "Ejecución de Aurora" ]: Tras separar las piernas para lograr un buen equilibrio y juntar ambas manos frente a su pecho con los brazos estirados, los eleva sobre su cabeza, los brazos estirados y unidos recuerdan a un ánfora repleta de agua (símbolo de acuario, fuente de la vida sostenida por Ganímedes), cuando baja los brazos apunta a su objetivo y vierte un líquido dorado, el agua de la vida representada por su cosmos toma la forma de un haz de energía o corriente glacial, concentrado y mortal, una tremenda descarga de cosmos helado o energía gélida que alcanza la temperatura de –273º.

Habilidades Especiales:
Control del Aire Frío. Limite Normal de - 273,15º (Cero Absoluto).
avatar
Octavian de Acuario
Caballero de Oro

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 18/01/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Off Roll :: Perfiles

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.